titleNewsletter.newsletter

Descarga la aplicación móvil gratuita de su centro comercial Maremagnum ? Número de clics

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Tendencias02/03/2017

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Otras noticias

#JustAsk

Respondemos
dentro de una hora
en nuestra página de facebook

Haz tu pregunta

Horarios de apertura

Abierto de lunes a domingo de 10:00 a 21:00 horas

Teléfono : (+34) 932 258 100
> Contacta con nosotros

Top